La corrección política no es una maldición

El ser humano gusta del acto de arder. Admitámoslo; nos encanta esto de incendiarnos como a un tonto un reloj. Y de todos los temas de potencial combustión entre coetáneos, …

La corrección política no es una maldición Leer más »